miércoles, 18 de junio de 2014

15 DE JUNIO

El 15 de junio fue mi cumpleaños. Recibí más de 120 saludos (en ese momento perdí la cuenta) a través de Facebook, y no puedo dejar de agradecer el cariño de todos quienes me escribieron.
Ese día, para hacerme un regalo a mi mismo, escribí un cuento: "El caso del taxidermista". Pensé en compartirlo con todos aquellos que me siguen y con quines me saludaron ese día, y tembién con todo aquellos otros, que quizá no me saludaron, pero que me acompañan de cuando en cuando con algún comentario o un me gusta en mi muro. Sin embargo, preferí no hacerlo, un tanto intimidado por las repetidas quejas de otros escritores, que han denunciado plagios en internet (no de mi parte, por cierto). Como no he inscrito ese cuento en el Registro de propiedad intelectual, me abstuve darlo a conocer; pero, por ero, me quedé con la senación de no haber celebrado mi cumpleaños de un modo literario, y auqnue en familia (con una parte, al menos) y con mis compadres Víctor y Angélica, celebramos en forma privada, pasando un grato momento, sentí que algo me faltaba. Después de pensarlo, decidií  regalarme y regalarles a ustedes, un cuento que escribí hace un tiempo, que forma parte del libro "Cuentos inmorales", que ya está inscrito en el Registro de propiedad intelectual. Se llama "Barra brava", y creo que de algún modo también es apropiado compartirlo ahora, en estos tiempos en que buena parte del planeta está pendiente del Campeonato mundial de fútbol, de modo que los invito a esperar la prómima entreada.