miércoles, 18 de julio de 2012

Hacía tiempo que no sacaba nada de mi baúl. Y es que cada vez que me asomo a él, inicio la laboriosa tarea de corregir, seleccionar, desechar... que generalmente sólo conduce a devolver más papeles al baúl. Papeles que espero se vuelvan tesoros. Pero aún no es tiempo de develarlos.
Atrasado con mi ensayo acerca de Castel y Otelo, pendiente de corrección otro ensayo de tinte más político ("Cuando nada era posible, todo era posible"), y en barbecho una serie de ensayos en torno al post modernismo, me siento en deuda con este espacio. La jornada laboral que me impongo, demasiado extensa, lo sé, conspira con las otras causas de mis prolongados silencios.
Como un modo de ir cumpliendo un poco con el proyecto inicial, quiero aportar algunas fotos, en un álbum que aún esta incompleto, desordenado, sin expurgar, pero que pienso puede ser grato al lector/espectador/creador